lunes, 15 de febrero de 2010

Una propuesta (para empezar)

Vuelvo con una copa en cada mano y vos, sentado en el sillón, girás apenas y me mirás con una sonrisa irresistiblemente tentadora en la boca, en los ojos. Entonces sólo quiero dejar el vino en la mesa ratona, caminar hasta quedar muy cerca tuyo, de frente, apoyar mi rodilla izquierda contra tu pierna derecha, la otra del otro lado, acercar despacio mi cuerpo al tuyo y estirarme hasta alcanzar las copas.

Eso sí, el primer bocado de vino lo vas a sentir de mis labios.

6 comentarios:

Lara dijo...

Me gusta dejarte comentarios... solo que a veces es dificil.. porque no hay mucho para agregar.
Esta es una de esas veces.

•∙ Vicky ∙• dijo...

Me encantó.

Juan Manuel. dijo...

Me encantó tu blog.
Un besote enorme. Ah, y no brindo porque no tomo ;)

eltauromquico dijo...

¿la idea es tomar vino o hacer el amor?

*eN invisiblE voY* dijo...

Ja! Buenísimo!!!!!!!!

Café (con tostadas) dijo...

Buen día!

Lara,
epa! casi sin palabras es un precioso comentario para hacer! ;)

Vicky, ;)

Juan Manuel, otro abstemio en el mundo... está bien, no me quejo! (más para mí!) Gracias y bienvenido!

tauro, la idea es pasarlo lindo...

en invisible vas, gracias!

Salú!